miércoles, 5 de noviembre de 2008

Blog de la Borrachera...

Partire con una simple pagina en blanco, sí. La misma pagina en blanco que siempre me desborda, que se impone ante mi y no sé como enfrentar… pero ha llegado la hora.

A quien lea, disculpe mis faltas de ortografia, básicamente el alcohol no me permite detenerme en trivialidades gramaticales. El alcohol solo me permite desplegar las profundidades de mi alma y de mi mente, cosa que me es imposible hacer en un estado de conciencia normal.

Estoy llena de significantes, mi mente esta desbordada… nose por donde partir ni por donde terminar. Lo unico que se es que constantemente estoy fragmentada, escindida, defensiva y tolerante. Que mezcla de conceptos, pero mi inconciente se desplega… El acohol me permite unificarme, sentirme una unidad… valga la redundancia. Que fuerte decir todo esto.

Las entidades, que hay en mi cabeza estan en una lucha. No se como nombrarlas… conciencia?... inconciencia?... simplemente pelean y pelean porque una quiere desplegarse y la otra la frena. Pero el alcohol ayuda a desvanecerme…

Hasta ahora solo incoherencias… pero siento un gran alivio. En todo caso no me cabe la menor duda de que muchos estan en mi lugar.

He cometido un sinfín de errores este ultimo tiempo. El alcohol es mi gran aliado, pero también mi gran enemigo. Es mi aliado porque me hace fuerte y decidida, porque saca los miedos que me invaden, saca mi esencia… si podemos hablar de esencia… pero por otra parte me hace perder el control. ¿Por qué no puedo estar en un constante estado sublimado de ebriedad? Seria mi sueño. Seria mi sueño no tener que vivir esa lucha constante.

En realidad mi conciencia no tiene nada claro. En mi vida cotidiana me muestro como una persona mmm…. Que difícil definirlo en este estado. En mi vida cotidiana me muestro como una persona segura, que tiene sus cosas claras y todo resuelto. Constantemente me preocupo por los demás, escucho al resto y doy opiniones que para el resto son relevantes… pero básicamente no valen nada, porque nisiquiera me las creo totalmente yo misma. Predico pero no practico, mi discurso es un vacío, excepto cuando el alcohol me invade.

El alcohol me hace disfrutar, me hace vivir a fondo cada momento. Me hace vivir, sentir cada emoción. Mi conciencia no me deja sentir, la razon me invade y me perturba. No avanzo, permanezco constantemente estancada en una cadena sin fin. Que poetico e incoherente no?....

No se que mas decir. Simplemente que estoy aguantandome de no fumar el ultimo cigarro que me queda, porque básicamente me gaste toda la plata en alcohol y cigarros, y tengo que guardar algo para otra cajetilla.

Parece que alguien empieza a quererme, pero tengo miedo. No sabe que en realidad yo no soy esa… sino otra. Esta que les habla ahora y que el no conoce. Bueno… a estas alturas me da lo mismo.

Este blog solo será escrito y leído, cuando me invada la incoherencia… mi conciencia no es lo suficientemente valiente como para desplegarse de esta manera.

Saludos

3 comentarios:

Seba dijo...

Me sentí completamente identificado. Los cambios son absolutamente desestructurantes y el alcohol permite que aflore todo lo que reprimimos a diario.

Necesito alcohol ahora mismo, estoy en una transición complicada... y es verdad eso de que hay cosas seguras, como tú.

=D

Seba dijo...

Caia e caal y actualiza!!

alfredo dijo...

me pasa lo mismo.
el alcohol me desnhibe... logico, pero me hace sentir con mayor profundidad las situaciones. me permite el disfrute que no puedo tener de la existencia.

no habia leido algo asi.